¿Cómo cambiará el mundo WEB 3.0, el internet del futuro?

Nuevos términos tecnológicos entraron en nuestras vidas en 2021. Las criptomonedas se han involucrado más en las inversiones. El universo del metaverso se expandió, incluso comenzaron las ventas de tierras. Lo que hace posible todo esto es la WEB 3.0

WEB 3.0 significa internet de tercera generación.

En su forma más simple, es posible describirlo como un Internet abierto equipado con inteligencia artificial que se mejora con el aprendizaje automático.

Sin embargo, la característica más importante que distingue a este Internet de nueva generación de otros es que no está controlado por poderes centrales.

Este Internet de nueva generación abre la puerta a un internet independiente con el sistema blockchain que usan las criptomonedas.

En otras palabras, toma el poder y el control de Internet de unas pocas grandes empresas y lo transfiere al software.

Si estos conceptos le han confundido, es necesario explicar las dos generaciones anteriores de internet y ver las diferencias.

La era primitiva de Internet: WEB 1.0

En WEB 1.0, que se puede definir como el período primitivo de Internet, los usuarios solo podían proporcionar una comunicación unidireccional en forma de espectadores, oyentes y lectores.

El usuario se conectaba al servidor opuesto, accedía a la información de la página web y cerraba la página. No podía comunicarse con otros usuarios de la página, comprar o interferir con la información que veía.

Sin embargo, este período pasivo cambió con la introducción de WEB 2.0 en nuestras vidas y comenzó a transformar el mundo de principio a fin.

La era de usuario activo en Internet: WEB 2.0

El internet de segunda generación no se limitó al aumento de la velocidad de internet y la expansión de contenidos, sino que se ha convertido en una red donde los usuarios comparten información que utilizan conjuntamente en la web.

En las primeras etapas de este período, aparecieron el correo electrónico, las aplicaciones telefónicas y los blogs. Y mas tarde los sitios como Google, Facebook, Twitter y YouTube han entrado en nuestras vidas.

De tal manera, la gente empezó a contribuir y participar en internet, aunque de forma limitada.

Sin embargo, esta participación también ha agregado contaminación de la información, violaciones de datos y ciberdelincuencia a nuestras vidas.

Al mismo tiempo, la alta demanda y las mayores expectativas comenzaron a empujar los límites de capacidad de la WEB 2.0.

En este punto surgió la necesidad de una nueva revolución en Internet y se abrió la puerta de la WEB 3.0.

El poder de Internet pasa al manos del usuario: WEB 3.0

En la Internet de tercera generación, todos los usuarios y operadores seguirán las mismas reglas codificadas conocidas como protocolos de consenso.

De esta forma, desaparecerá la centralización en internet y nacerá un sistema basado en el intercambio de usuarios.

La apertura de la web descentralizada significará que ninguna parte puede controlar los datos o limitar el acceso.

Cualquiera podrá crear y conectarse con diferentes aplicaciones sin necesidad de permiso de una empresa central.

Con WEB 3.0, no necesitará una cuenta para cada plataforma social; con solo una cuenta, será posible cambiar sin problemas entre plataformas y buscar información.

En resumen, la Internet de tercera generación dará a los usuarios más poder y formará el camino hacia el universo del metaverso.

¿Qué riesgos contiene la WEB 3.0?

La Web 3.0 se aleja de los poderes centralizados y promete una Internet más amplia y segura donde el usuario tiene el control.

Sin embargo, el discurso de odio, la desinformación y la ciberdelincuencia, que actualmente son los mayores problemas de Internet, pueden volverse más peligrosos en este entorno de libertad.

El tiempo dirá a qué conducirá este problema de control en la red descentralizada en el internet del futuro.

Fuente: Trt Noticias